FREE TOUR WROCLAW EN ESPAÑOL

El mejor Free tour español Wroclaw, te invitamos a conocer una ciudad cargada de historia y tradiciones que encanta a todos sus visitantes. Ven con nosotros y descubre los principales atractivos turísticos que hay en Breslavia, comenzaremos en la Plaza Mayor (Rynek) donde encontraremos el Ayuntamiento de la ciudad para después adentrarnos por sus calles medievales y encontrarnos con el antiguo Palacio de los Reyes de Prusia, la Plaza de la Sal, la Universidad de Wrocław o la Isla Ostrów Tumski con la Catedral de Juan Bautista entre otros muchos. Además de situarte en la ciudad, te ayudaremos con las mejores recomendaciones, para que comas y bebas como un auténtico polaco.

¿Quieres saber por qué en Breslavia hay duendes?  Acompáñanos y te lo contaremos en la visita guiada.

Duración: 2:00h

Horario: diario a las 10:00h

Precio: Libre

En este freetour temático repasaremos la historia más contemporánea de Wroclaw, hasta hace no mucho, 1945, sobre el final de la Segunda Guerra Mundial esta ciudad pertenecía a Alemania y se la conocía como Breslau, debido a ello cuenta con una historia completamente diferente al resto de ciudades polacas y que sólo podrás descubrir aquí. Durante la visita guiada entraremos en el barrio judío, el cual llegó a ser la tercera comunidad judía más grande de Alemania en el SXX, únicamente superada por Frankfurt y Berlín, conoceremos la trayectoria, crecimiento económico y los trágicos sucesos que se vivieron aquí en la Segunda Guerra Mundial. También veremos el proceso de reconstrucción posterior a la guerra, los efectos del comunismo en la población polaca y el legado que nos queda aún hoy en día.

Sin duda, este tour te ayudará a entender la esencia de Breslavia y el por qué es como la encontramos.

Duración: 2:00h

Horario: de martes a domingos a las 17:00h en verano

De Oct a Abril a las 16:00h.

Precio: libre

  • En la reserva te enviaremos todos los datos necesarios, como punto de encuentro, empresa, mail...
RESERVA GRATIS TU PLAZA

 

¿Qué saber antes de viajar a Wroclaw?

Breslavia, o Wroclaw en polaco, es una ciudad con un encanto especial. Situada en el Voivodato de Baja Silesia, al suroeste de Polonia, es una ciudad en la que confluyen dos de las rutas comerciales más importantes del país: la vía Regia y la ruta del ámbar.

Aunque Wroclaw a priori no es una de las ciudades más conocidas de Polonia, es, sin embargo, una de las urbes más sorprendentes del país. Es una ciudad pintoresca y tranquila en la que poder pasar unos estupendos días de vacaciones disfrutando de su historia y su entorno.

Si te preguntas que hacer o que ver en la ciudad durante tu estancia, Wroclaw esconde algunos rinconcitos dignos de visitar como su hermoso Ayuntamiento de estilo gótico o las antiguas casas burguesas, de estilos gótico y renacentistas fruto de su rico pasado histórico. En el centro de la ciudad, conviven edificios de estilo barroco alemán junto al hermoso estilo gótico y renacentista que hacen de Wroclaw un enclave único e irrepetible.

Cómo en otras muchas ciudades polacas, el corazón de esta ciudad lo forma la Plaza del Mercado. La plaza del mercado de Wroclaw es una de las más grandes de Polonia, con un paso diario de 100000 personas. Acércate hasta este punto y recorre sus calles disfrutando del bullicio de sus gentes que te ayudarán a conocer en profundidad a una de las ciudades con más encanto de toda Europa.

Otro de los lugares mágicos de la ciudad, es la verde isla de Ostrów Tumski, situada en la parte más antigua de la ciudad. El edifico más importante es la iglesia gótica de la Santísima Virgen María junto a la basílica de San Pedro y San Pablo, conocida como La Catedral. En el interior de la misma se encuentra la Capilla Dorada, un mausoleo de los primeros señores de Polonia, Mieszko I y Boleslao I el Valiente. En las criptas de la Catedral se pueden encontrar los fragmentos más antiguos que se conservan sobre la construcción. La Isla de la Catedral, con más de mil años de historia, ha sido testigo de los momentos más importantes del país por lo que se ha convertido a lo largo de los años en una especie de relicario de la memoria nacional polaca.

Entre las joyas de la corona de Wroclaw se encuentran además la Plaza Rynek, ubicada en pleno corazón del satre miasto, la cual destaca por ser uno de los rincones ineludibles de la ciudad, está compuesta por edificos de distintos estilos, con fachadas coloridas que relucen al atardecer y le dan ese toque mágico a esta urbe. Visita también la conocida iglesia de Santa Isabel, a un paso de la plaza Rynek, se levanta este majestuoso templo gótico del siglo XIV que destaca por su cubierta de tejas coloreadas y su emblemática torre de 92 metros de altura, esta torre te ofrecerá la posibilidad de contemplar una de las vistas más hermosas de Wroclaw. Acércate hasta la plaza de la sal o plac Solny, un espacio en el que antiguamente se comercializaba con esta preciada sustancia y que hoy día ha dejado paso al hermoso mercado de las flores al que asiduamente acuden sus habitantes para adquirir los hermosos ramos tradicionales. Desde aquí podrás dirigirte al barrio de las cuatro confesiones, un distrito en el que convivieron católicos, protestantes, ortodoxos y judíos y que actualmente es un emblema para Wroclaw y un lugar digno de admiración.

 

Descubre el aula Leopoldina. A orillas del río Óder, encontramos los edificios de la Universidad de la ciudad, el mayor complejo barroco de todo Wroclaw. Este centro universitario fue creado por los jesuitas hace más de tres siglos, y en su interior se conservan enclaves tan mágicos como el ORatorium Marianum, la Biblioteca Ossolineum, y el Aula Leopoldina, una antigua sala ceremonial que se ha convertido en un auténtico tesoro para la ciudad. Sus techos pintados y sus vistosos querubines en estilo barroco hacen de este lugar una cita ineludible si te encuentras de vacaciones en la ciudad.

Otras paradas obligatorias durante tu estancia en Wroclaw son la catedral de San Juan Bautista, el Panorama de Raclawice, el pabellón del centenario, Hydropolis, o las iglesias de la Paz. Éstas últimas, fueron construidas tras finalizar la Guerra de los Treinta años, donde el emperador Fernando III permitió a los protestantes construir tres iglesias evangélicas en Jawor, Glogów y Swidnica conocidas como Iglesias de la Paz por este motivo. Las tres fueron construidas en madera y actualmente se conservan tan sólo la iglesia de Jawor y Swienica, ambas situadas a tan solo 60 kilómetros de la capital y están declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. ¡Una excusa suficiente para incluirlas en tu visita!

Actualmente, esta urbe cuenta con un activo centro cultural en la que tienen lugar un sinfín de festivales musicales y teatrales, como el festival Vratislavia Cantans, que se celebra anualmente en la región y atrae a miles de personas de todas partes del mundo.

Además de todo esto, Wroclaw también es conocida por su rica y sabrosa gastronomía. Entre los platos más típicos de la urbe se encuentran el Chlodnik litewski, una sopa fría de vegetales elaborada a base de remolacha y yogur; el eskalopki cieleciny; el poledwiczki wolowe, un suculento solomillo de vaca que a menudo se sirve con salsa de setas o el karp po zydowsku, una carpa con salsa de pasas ¡Deliciosa! Son muchos los platos que podrás probar durante tus días en la ciudad y seguro que todos te sorprenderán y te dejarán con ganas de más.

Para los amantes del arte y la historia Wroclaw también tiene un hueco y es que esta ciudad cuenta con decenas de museos a los que acudir y a través de los cuales poder descubrir un poco más sobre su pasado. Algunos de los museos más importantes e interesantes de Wroclaw son el museo arqueológico, el museo de arte ciudadano, el Palacio Royal, El Arsenal, el Panorama Raclawicka o el museo del arte cementerial. Todos ellos guardan auténticas obras de arte en su interior y lo más importante, un trocito de la historia de esta sorprendente y vibrante ciudad.

Son cientos los planes que ésta estupenda ciudad guarda para ti. Sea cuales sean tus preferencias, estamos seguros de que Wroclaw te acabará sorprendiendo y que tu estancia en esta ciudad será inigualable.