FREE TOUR MARSELLA EN ESPAÑOL

CERRADO de noviembre a febrero inclusive.

Free tour Marsella

Te proponemos uno de los mejores planes nada más llegar a Marsella, un FreeTour en español en el cual además de conocer una ciudad que cuenta con más de 2600 años de historia, te ayudaremos a ubicarte en la ciudad y recomendaremos los mejores planes para hacer en tu estancia. Durante el tour visitaremos las zonas más importantes de la ciudad, explicando su historia, leyendas y sucesos más importantes que han sucedido allí.

¿Que veremos durante la visita guiada por Marsella? Jardin des Vestiges, Rue de la Republique, Hôtel Dieu, Place des Moulins, Place de Pistoles, Catedral de Marsella o el Fort Saint Jean entre otras muchas cosas.

Duración: 2h

Horario: miercoles y viernes a las 15:00h

Precio: libre

  • En la reserva te enviaremos todos los datos necesarios, como punto de encuentro, empresa, mail...
RESERVA GRATIS TU PLAZA

 

¿Qué saber antes de viajar a Marsella?

Marsella es la ciudad portuaria más importante del sur de Francia, después de Paris, esta urbe es la más poblada de todo el país, con m,ás de 900.000 habitantes. Gracias a su actividad portuaria, Marsella se ha convertido en el principal centro económico de esta parte del país.

La historia de la ciudad se remonta hasta el año 600 a.C., donde fue fundada como colonia comercial de los marineros focenses. Fue sede de un vizcondado en el siglo IX; incorporada a la corona de Francia después y al Imperio otomano después de eso. Durante la revolución, dio nombre a la famosa marcha militar conocida como Marsellesa que más tarde se convirtió en uno de los símbolos nacionales del país. A finales del siglo XX fue recuperándose de uno de sus principales problemas: la migración y pasó a convertirse en una de las regiones más importantes de la Europa mediterránea.

Marsella es una de las ciudades francesas con más contrastes. Un paseo por esta metrópolis te dejará sin palabras. Esa mezcla de culturas, de periodos históricos y de construcciones arquitectónicas la hacen la ciudad perfecta para cualquier tipo de visitante, será por eso que cada vez son más los turistas de todas partes del mundo que deciden escogerla como destino de sus vacaciones.

Para que no te pierdas nada durante los días que dure tu estancia en Marsella lo más recomendable es que elabores una pequeña lista con los lugares más destacados que visitarás. Dentro de tus paradas obligatorias no puedes olvidar una visita a la basílica de Santa María la Mayor. Este es un edificio construido en estilo románico bizantino totalmente único en su género. Está compuesto por dos iglesias, la más antigua data del siglo V y está construida en estilo románico, la segunda es posterior – siglo XIX, y fue diseñada por los arquitectos Vaudover y Espérandieu, sin duda toda una maravilla de la arquitectura marsellesa.

La siguiente parada es Notre-Dame de la Garce, una basílica menor que se ubica a unos 162 metros de alturas sobre el puerto. Esta edificación fue construida en el terreno que ocupaba antiguamente la capilla de la Garce. El nuevo edificio incorporó a su decoración un sinfín de mosaicos que la hacen un lugar muy característico.

No te pierdas tampoco el Castillo de If. Esta fortificación del año 1527 fue construida para la protección de la ciudad y se convirtió posteriormente en una prisión estatal que inspiró la novela de Alejandro Dumas ‘El conde de Montecristo’. No dejes fuera los fuertes de San Juan y Nicolás, el Ayuntamiento de Marsella, el Palacio de la Bolsa, el Palacio Longchamp o la abadía de San Victor de Marsella, todos ellos son lugares llenos de magia que te enseñarán todo lo que necesitas saber sobre la historia de la ciudad y harán de tu viaje una experiencia irrepetible.

La gastronomía marsellesa pone en valor los elementos más simples. Aprovechan su insuperable clima y su proximidad a la costa para unir los sabores más ricos de la tierra con los pescados y mariscos más sabrosos. Entre sus platos más típicos destacan su famosísima Bouillabaisse, que se ha expandido por toda Francia, la cual consiste en una sabrosa sopa de pescado – salmonete, congrio o rape- cocidos enteros en una cazuela y acompañados de patatas y tomates ¡Todo un manjar! Puedes probar también su delicioso aïgo-sau, una sopa similar a la bouillabaise, elaborada a base de pescados blancos como las doradas, capelán o el rubio, cortados en trozos y acompañados de patatas y verduras; este plato puede variar mucho ya que se puede preparar con una solo pieza o con diferentes variedades de pescado. Se caracteriza principalmente por ser una sopa de color claro y con mucho sabor. No te puedes ir sin probar el anchoiade, como su propio nombre indica se trata de una receta preparada con anchoas en sal, ajo, vinagre y aceite de oliva, que se suele comer como aperitivo acompañado de una buena cerveza ¡Para reponer las pilas es lo mejor!

Si dispones de más tiempo durante tu visita es hora de hacer una parada en los museos más importantes de Marsella. Algo a destacar es que la ciudad cuenta con más de 21 museos que abarcan todos los períodos de la historia. Abre bien los ojos ya que será una oportunidad única para aprender sobre la historia, la arqueología, el arte y las tradiciones marsellesas de una forma muy enriquecedora.La primera parada que tienes que hacer es, sin duda, al Museo de Historia de Marsella. Situado en pleno centro de Bourse es un museo dedicado completamente a la ciudad, el cual cuenta con una exposición permanente de 3500 metros cuadrados de espacio, además de un centro de documentación por el que es considerado uno de los museos más grandes de la historia urbana del país. Apunta en tu lista además el Museo Cantini; este alberga tanto colecciones de arte moderno como contemporáneo. Sus obras cubren diferentes periodos históricos del arte, convirtiéndole así en uno de los museos más completos de Francia. No dejes fuera el Museo de la Civilización en Europa y el Mediterráneo – MuCEM -, este museo se dedica a la preservación, estudio, mediación y presentación del patrimonio antropológico de la zona europea y mediterránea. Dentro de sus instalaciones encontrarás colecciones e investigaciones originales con un enfoque que estudia a las sociedades desde su conjunto ¡Vivirás una experiencia única! Si te has quedado con ganas de más apunta también las visitas al Museo de Historia Nacional, el Museo de la moda, el Museo de la loza o el Museo de los Docks Romanos.

Como puedes comprobar no te aburrirás ni un solo minuto durante tu estancia en la emocionante ciudad de Marsella. Sean cuales sean tus planes estos días recuerda al menos visitar alguno de los sitios señalados y vivir esta experiencia con los cinco sentidos ya que Marsella es una ciudad que te acabará enamorando.