FREE TOUR GANTE EN ESPAÑOL

Free Tour Gante

Únete a nosotros en esta visita guiada por Gante en la que descubriremos una de las ciudades más bellas de Norte Europa, una ciudad medieval con tal encanto que no deja indiferente a nadie. Durante el Tour Gratis contaremos la historia que tienen sus edificios históricos, iglesias y mágicas plazas, desde su creación a cómo se convirtió en la segunda ciudad medieval más grande de Europa solo por detrás de París o cómo llegó a ser uno de los núcleos comerciales más importantes…  Algunos de los puntos que visitaremos son el puerto medieval de Gante, Las tres torres de Gante, El Ayuntamiento, la calle de Graffitis, Plaza Vrijdagsmarkt, Iglesia de San Jacobo, el barrio de Patershol y el castillo Gravensteen. ¡Un free tour imprescindible si no te quieres perder nada!

Duración: 2h

Horario: diario 10:00h y 13:00h

Precio: Libre

Tour de la cerveza belga

Te proponemos una de las mejores experiencias que tendrás en Gante ¡Una degustación de cerveza! Y es que Bélgica es un paraíso para los amantes de la cerveza, uno de los países con mayor tradición en cuanto a elaboración, no es de extrañar que sus cervezas sean referentes y estén consideradas entre las mejores del mundo.

Si quieres descubrir todo lo relacionado con la cerveza belga éste es tu tour, un experto cervecero te contará la historia, la elaboración y secretos relacionados con el oro líquido, además te ayudará a descubrir y diferenciar los matices y sabores que caracterizan sus cervezas. Un total de siete tipos diferentes te están esperando ¿A qué esperas?

*El tour solo se imparte en INGLÉS.

Duración: 2h

Horario: martes y jueves a als 18:00h

Precio: 15€

(Disponible próximamente)

  • En la reserva te enviaremos todos los datos necesarios, como punto de encuentro, empresa, mail...
RESERVA GRATIS TU PLAZA

 

¿Qué saber antes de viajar a Gante?

Al noroeste de Bélgica, nos encontramos con una de las ciudades más especiales de Europa, Gante es la capital de la provincia de Flandes. Además, está ubicada en una zona estratégica para el viajero, ya que está a escasos kilómetros de distancia de Brujas y Bruselas.

Su historia se remonta al siglo IX cuando Balduino I de Flandes construyó un castillo para proteger las abadías de San Pedro y San Bavón de las amenazas vikingas que asediaban la región.  Posee una gran red de canales y un majestuoso centro urbano de origen medieval que hacen de la ciudad un sitio mágico.

Gante ofrece a sus visitantes un sinfín de planes, tiendas, restaurantes y vida nocturna que harán que tu estancia sea única e irrepetible y no pares quieto durante tus vacaciones.

Su importante papel como ciudad universitaria ha hecho que Gante se mantenga viva y se convierta en una de las ciudades más animadas de toda Europa. Miles de estudiantes acuden cada año a la ciudad para realizar turismo, pasar unos días y disfrutar de las miles de ofertas de las que dispone.

No fue hasta los años ochenta del siglo pasado, cuando Gante sufrió una severa modificación para atraer el turismo a la ciudad. Desde entonces la ciudad se ha convertido en un paisaje digno de postal, cada rincón y edificio está cuidado al detalle para que la estética de la ciudad sea perfecta.

Si has decidido pasar unos días en Gante y te preguntas que ver o que hacer en la ciudad, puedes empezar visitando su Catedral de San Bavón (Sint-Baafskathedral) esta obra de la arquitectura gótica se ha convertido en una de las joyas más apreciadas de la ciudad. Otro de los lugares que debes visitar es el Castillo de Gante, una antigua residencia de los condes de Flandes, utilizado hasta el siglo XIV como fortaleza defensiva y más tarde reacondicionada como prisión. Su Ayuntamiento, al igual que la Iglesia de San Nicolás o la plaza de Korenmarkt, también son una parada obligatoria, su belleza te dejará sin palabras. Otra de las visitas obligadas es el campanario de Belfort, construido en el silgo XIV, cuenta con 91 metros y conforma uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Una de las fotos más típicas de Gante y que no pueden faltar es desde el Puente de San Miguel, donde podrás contemplar una de las panorámicas más bellas de la ciudad. Mires donde que mires, observarás maravillas del paisaje que se guardarán en tu memoria. Bajo el puente, fluye un tranquilo canal por el que podrás pasear y disfrutar de una agradable tarde de sol.

Si prefieres desconectar de la ciudad y deleitarte con una agradable tarde de descanso, puedes acudir a Citadelpark, situado a las afueras de Gante, este majestuoso parque te permitirá evadirte de todo. En él se encuentran museos tan importantes como el SMAK y el MSK, los cuales albergan obras de diferentes estilos artísticos, entre ellos el experiemental y con artistas de la talla de El Bosco, Géricault o Kokoschka.También está el Museo de las Ciencias o el jardín botánico que seguro pondrán la guinda a tu visita.

Acércate a conocer también el museo de arqueología industrial y textil, un lugar que te adentrará en la historia de la ciudad, y donde podrás conocer las máquinas de vapor, algodón, telares y otros elementos protagonistas del pasado reciente de Gante. Si aún dispones de tiempo, te recomendamos acudir al museo Dr Guislain, un lugar algo espeluznante que llamará la atención de los viajeros más morbosos.

Y como toso no va a ser andar, para conocer también una ciudad debemos parar a disfrutar de su gastronomía tradicional. Gante ofrece exquisitos platos típicos como el Waterzooi, una sopa cremosa a base de pollo o pescado además de verduras, nata y patatas, o las carbonadas flamencas, un guiso de carne de buey a la brasa acompañado de salsa de cerveza y especias. Prueba también los espárragos a la flamenca, este plato se sirve acompañado de una salsa de mantequilla y huevo duro picado, uno de los consumidos por los viajeros. El Stoemp no puede faltar en tu lista, este puré de patatas y verduras, acompañado de salchichas a la brasa, es ideal para reponer fuerzas después de una larga caminata. Otras de las especialidades de la zona son los mejillones al vapor, el conejo con mostaza y cerveza, las croquetas de gambas grises o los tomates rellenos de marisco ¡Todos están para chuparse los dedos!

Para los más golosos, la ciudad guarda sus famosísimos cuberdons, unos bombones con forma cónica, elaborados a base de almíbar y de diferentes sabores como coco, vainilla, mandarina, aunque tradicionalmente eran de frambuesa. Una verdadera delicia.

Para bajar la comida o simplemente para disfrutar del momento, no olvides pedirte alguna de las cervezas típicas belgas, famosas en todo el mundo por variedad, sabor y calidad. Ir a Bélgica y no probar su cerveza es un sacrilegio, incluso en los últimos años el turismo gastronómico está creciendo y son muchas las personas que viajan a Bélgica con el único fin de descubrir nuevas cervezas y sabores.

Gante es una ciudad con un encanto especial, su casco histórico, su vibrante vida nocturna, sus decenas de monumentos, su apasionante historia y los cientos de planes que ofrece harán que tu estancia en la ciudad sea irrepetible. Dicen que quien viaja a Gante repite ¡Por algo será!